Castillo de Gormaz en la niebla preinvernal

Incluso sumergido en la niebla el castillo de Gormaz merece ser visto…  Y así lo he hecho esta mañana, a dos grados bajo cero… En otras ocasiones había visto desde lejos y con otro tipo de niebla a este imponente castillo de Gormaz.

Su puerta califal del castillo de Gormaz es lo más llamativo de su muralla sur.

Desde la infancia me tiene subyugado esta fortaleza de finales del siglo X.

Habréis visto que la hierba está blanda, y eso es debido a la cencellada, que puede verse mucho mejor en esta imagen, tomada a la entrada del pueblo.

Pasado el pueblo surge la carretera que culmina en el castillo, pero antes hay que pararse -cuando el tiempo es bueno-  a maravillarse ante las pinturas escatológicas medievales de la ermita de San Miguel.

Sobre Gormaz y su castillo he escrito en varios libros, de los que recomiendo ahora Entre Tiermes y río Lobos; así mismo, respecto a la ermita y sus extraordinarias pinturas medievales páginas varias tengo escritas en Guía espiritual y artística de San Baudelio pues el mismo taller pictórico estuvo en ambos enclaves, así como en la iglesia de la Vera Cruz de Maderuelo (Segovia),  provenientes seguramente del Valle de Bohí (Lérida).

 

Comparte y disfruta

    One Reply to “Castillo de Gormaz en la niebla preinvernal”

    1. Impresionante y mas en la fortaleza mas grande de Europa y esa niebla quenda al conjunto el aire mistico, buen comienzo para una leyenda soriana a lo Becquer

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *