Fuentelcarro, su mayo-tótem resinero

Un mayo-tótem de la da la bienvenida a los visitantes que suben a , al ladito de Almazán. El anterior alcalde es el propulsor de este singularísimo mayo (pues pino pingado es) y tótem (a ello remite su altura, su situación privilegiada a la entrada del pueblo, y los objetos en él colocados).

Potes de resina que reciben agua en vez de miera, agua que sube por dentro del pino seco y fluye por unas aberturas en su parte superior, herramientas del resinero con hacha que me recuerda al tomawak de los Pieles Rojas (por aquello del tótem), piñas que coronan el tótem en derredor suyo y como pináculo…

Mi enhorabuena al promotor de esta idea y a los vecinos de Fuentelcarro por tan original tótem-mayo y por tan singular homenaje a los resineros.

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *