La resina en el museo de Talveila

El Museo Etnográfico de Talveila merece ser reseñado nuevamente por nosotros. Ya lo hemos hecho en el blog de Tajueco hoy mismo para publicar las fotos de la alfarería de Tajueco que exhibe, y ahora cabe volver a citarlo para centrarnos en el homenaje que han querido dar a los resineros, como han hecho en otros pueblos a su forma, por ejemplo en Fuentelcarro. Transcribo a continuación del panel informativo el texto siguiente.

Hasta los años 70, el aprovechamiento de la resina en los Montes de constituyó una importante fuente de ingresos.

La primera operación”descortezar” se realizaba en marzo, quitando parte de la corteza del pino, mediante el Borrasco; a continuación, con la azuela, se hacía la primera pica “destear”, eliminando la primera astilla del pino para que comenzara a segregar resina y “clavar” la hojalata y la punta, con la medialuna que serviría de base para los recipientes de recogida.

En la “primera remasa”, finales de mayo, se recogían los cacharros llenos y se volcaban en las “latas”, utilizando paletas. Cuando la lata estaba llena, el remasador trasladaba su contenido hasta una cuba.

Al acabar de recoger la resina, se repetía el proceso, “segunda remasa”, finales de junio, y se realizaban tres o cuatro picas en la cara del pino resinado. Con el avance de las estaciones y la subida de las temperaturas, el recipiente tardaba menos en llenarse.

Para finalizar, se raspaba, mediante la raedera o borrasquillo, la resina que había quedado pegada en la cara del pino, “raer”, recogiéndola en una hojalata

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *