Pingada de mayos en Pinares sorianos

Carreta tradicional portando el mayo frente a parroquia de San Leonardo de Yagüe
Casi está ya alzado este mayo de San Leonardo de Yagüe

Se acerca el 1 de mayo y en diversos pueblos sorianos de Pinares se están ya preparando para la pingada de los Mayos, esos troncos de pino albar sin ramas que, a pulso y con el apoyo de unas “tijeras” formadas por dos cabrios o maderos, decenas de manos moceriles van alzando hasta clavarlo enhiesto en el hoyo realizado en el suelo… (Lingam vegetal sobre el Yoni de la Madre Tierra).

Si tuviera que escoger dónde ir, no podría por menos que acudir al de San Leonardo de Yague… y si me dejan ir un poco más lejos, a la pingada del mayo burgalés de Hontoria del Pinar donde un mozo se sube a pelo por el mayo para quitar la última soga.

Hace años escribí un ensayo sobre los Mayos de Castilla y León al que remito al internauta interesado en conocer diversas interpretaciones antropológicas-etnográficas sobre este ritual del que Mircea Eliade, prestigioso historiador de Religiones Comparadas, decía de estas «replantaciones rituales»  que  el «mayo» y los llamados «cultos de la vegetación” son manifestaciones de la «idea de la regeneración colectiva de la humanidad por su participación activa en la resurrección de la vegetación».

El arquetipo del árbol, que dirían los junguianos, da mucho de sí, como lo demuestra el final del citado ensayo.

Pingada del mayo en Molinos de Duero

Así que animo a los sorianos y no sorianos, a conocer esta tradición de la pingada del “mayo” que, en nuestras tierras pinariegas sorianas, adquieren un carácter especial al estar insertados estos pueblos en un bosque de pino albar que realza plenamente el ritual.

Ya los pueblos célticos practicaban, al parecer, este ritual ancestral. En nuestros pagos, quizás por ser ajenos a clavar menhires como Obelix, por no haber bebido en la marmita mágica de Panoramix, optaron por replantar estos largos troncos de pino… (es una broma, pero vete a saber…).

El caso es que este ritual, muy profano hoy día, sigue cumpliendo no obstante algunas funciones arquetípicas dado que el inconsciente colectivo sigue estando presente, lo quiera o no la psique consciente.

Consejo de Soriaymas:

Acompañad el viaje con uno de estos dos libros:

–  Por los Pinares de Urbión y Neila con sus Lagunas Negras

Al norte del río Lobos

Pingada del mayo en Navaleno
Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *