Once nuevas atalayas sorianas islámicas como Bienes de Interés Cultural

Las atalayas islámicas controlaban amplios espacios de terreno, como valles. En la imagen: atalaya de Uxama y, al fondo, Osma y El Burgo de Osma
Las atalayas islámicas controlaban amplios espacios de terreno, como valles. En la imagen: atalaya de Uxama y, al fondo, Osma y El Burgo de Osma

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León del 9 de enero de este año de 2014 declaró como Bien de Interés cultural con categoría de Monumento cinco atalayas de la provincia de Soria:las atalayas este y sur del Burgo y las atalayas de Uxama y del Enebral de Osma, en el Burgo de Osma, Soria, y la atalaya de Taina de la Hoz en Bayubas de Abajo. Asimismo, en el Consejo de Gobierno de ayer, 16 de enero, ha aprobado la declaración de Bien de Interés Cultural con categoría de monumento las atalayas de la Ojaraca y de la Veruela, en Caltojar; ; Torrejalba, en Almarail; Cubo de la Solana y la de en Vilde, en Burgo de Osma-Ciudad de Osma.

Atalaya Este del Burgo en el Burgo de Osma

Se declara la Atalaya Este del Burgo en El Burgo de Osma, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de las prescripciones impuestas por la legislación vigente, se delimita un entorno de protección. Esta Atalaya, se encuentra situada en la parte superior de un cerro, en un entorno de eriales, rodeada de antenas y con una caseta edificada a su lado este. Su ubicación y la intervisibilidad con las atalayas de Uxama y con la cercana de El Burgo de Osma Sur, asÍ como la atalaya de la Pedriza del Enebral, en Lodares de Osma, algo mas alejada, justifican el ámbito definido como entorno de protección.

La Atalaya Este de El Burgo de Osma, tiene planta circular, con el diámetro interior cercano a los 4 m. y muros de 1,4 m. de grosor. Esta fabricada mediante sillarejo trabado con mortero de cal, con piedras calizas irregulares de mediano tamaño. En su parte inferior las piedras son más gruesas y se aprecia un ligero ensanchamiento a modo de cimiento. Conserva la puerta de acceso, adintelada, situada a la altura del primer piso a unos 3,5 m. del suelo. Sus medidas son 0,9 por 2 m. aprox., las jambas están realizadas mediante piedras calizas mejor escuadradas que el resto de la construcción y su dintel formado por dos gruesas losas de piedra.

En este sentido, podemos hablar de un sistema territorial de fortificaciones islámicas de la frontera del Duero en el siglo X, caracterizado por su homogeneidad geográfica y cronológica, así como por una misma tipología constructiva, en el que cada atalaya se comprende e interpreta en función de su pertenencia al conjunto, constituyendo este sistema una fuente de conocimiento de las condiciones de población y desarrollo de una determinada época histórica.

Atalaya Sur del Burgo, en el Burgo de Osma

Se declara la Atalaya Sur del Burgo en El Burgo de Osma, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de las prescripciones impuestas por la legislación vigente, se delimita un entorno de protección. En este sentido, se delimita su entorno de protección atendiendo a su ubicación en un entorno de erial a una cota de 1005 metros, y su intervisibilidad con las atalayas de Uxama, Burgo Este, Lodares, Navapalos y con el Castillo de Gormaz.

La Atalaya Sur del Burgo presenta planta circular y alzado cilíndrico que conserva una altura superior a los 8 metros. Su fábrica es de sillarejo de piedra caliza trabado con mortero de cal. Se aprecia la disposición en hiladas de la piedra, así como la impronta de un encofrado con el que se realizo la construcción. Las hiladas inferiores están realizadas con piedras de mayor tamaño y se observa así mismo la existencia de un zócalo alrededor de la torre. A la altura del primer piso, a unos 3,5 metros del suelo, aparece la puerta. Se trata de un vano rectangular, de unos 2 m. de alto y 0,9 m. de anchura, adintelado. Las jambas están realizadas con piedras mejor escuadradas y el dintel lo forma una gran losa. Tiene la particularidad de tener un sobredintel de madera.

Atalaya de Uxama en Osma

La atalaya de Uxama al fondo, en la cima del monte Castro.

La Atalaya de Uxama se enclava en la parte superior del cerro donde estaba situada la ciudad celtibero-romana de Uxama. En un entorno de erial la atalaya original, de planta circular y alzado cilíndrico, conserva una altura máxima de 12,06 m, una anchura de muros de 1,5m. y diámetro interior de 4,44 m. Característica principal de esta atalaya es la existencia de un muro anular exterior a modo de braga, cuya función estructural es dudosa. Este muro presenta una anchura de 1,5m. y una altura máxima de 3m., está fabricado reutilizando materiales de construcción de época romana.
Se declara la Atalaya de Uxama en Osma, El Burgo de Osma-Ciudad de Osma, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de las prescripciones impuestas por la legislación vigente, se delimita un entorno de protección. Se delimita un entorno de protección, atendiendo a su ubicación en lo alto de un cerro en un entorno de erial, dentro del yacimiento Celtibero-romano de Uxama y en consecuencia afectado por esta declaración de Bien de Interés Cultural, y su intervisibilidad con las atalayas cercanas de El Burgo de Osma, El Enebral, San Esteban de Quintanilla de Tres Barrios, y las más lejanas de Navapalos y Caracena, así como el Castillo de Gormaz, omnipresente en el paisaje de toda la comarca.

Atalaya del Enebral en Osma.

Se declara la Atalaya del Enebral en Osma, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de las prescripciones impuestas por la legislación vigente, se delimita un entorno de protección. En la delimitación del entorno de protección de la Atalaya del Enebral, se ha tenido en cuenta su localización en un entorno de sabinar a una cota de 936 metros y su intervisibilidad con las con las atalayas de Uxama, Burgo sur, Lodares, Navapalos y con el Castillo de Gormaz.

La Atalaya del Enebral, presenta planta circular y alzado cilíndrico. Tiene un diámetro exterior de 5,4 m y de 2,4 m en el interior. Conserva una altura superior a los 9 metros. Su aparejo está formado por piedras menudas colocadas en hiladas claramente marcadas. El exterior aparece enfoscado con mortero de cal. Esta torre, fue reutilizada como palomar para lo que en todo el perímetro del piso superior se extrajeron piedras para formar los huecos de los nidos. En la actualidad, está restaurada y abierta al público para su visita.

Atalaya de Taina de la Hoz, en Bayubas de Abajo

Se declara la Atalaya de Taina de la Hoz en Bayubas de Abajo (Soria), Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Al mismo tiempo, y en cumplimiento de las prescripciones impuestas por la legislación vigente, se delimita un entorno de protección. En la delimitación del entorno de la Atalaya de Tahina de la Hoz, se ha tenido en cuenta su ubicación exenta en la parte superior de un cerro, desde donde domina y controla el paso de la Hoz en una ruta secundaria hacia la principal entre Berlanga y Gormaz.

Se trata de una torre circular de la que únicamente se conserva una parte del perímetro. Por los restos que aún quedan en pie, con una altura máxima de 4,5 m. podemos inferir que se trataba de una atalaya de grandes dimensiones, cuyo diámetro exterior sobrepasaría los 6m. El muro en su parte inferior tiene una anchura de 1,5 m. Al igual que en otras atalayas, el muro de la planta baja presenta mayor anchura, decreciendo en los pisos superiores. A una altura aproximada de 3,5 m. se conservan los restos de mechinales donde hubieron de estar situadas las vigas que soportarían el primer piso. No hay vestigios de vano de entrada, aunque es de suponer que se encontraba en este primer piso. Esta construida mediante sillarejo dispuesto en hiladas trabado con mortero de cal, con piedras calizas irregulares, más gruesas en su parte inferior. Conserva parte del enfoscado de cal en su zona exterior.

La Atalaya de la Ojaraca en Caltojar

Se declara la Atalaya de la Ojaraca en Caltojar Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento y se delimita un entorno de protección atendiendo a su localización en un erial, al borde del páramo, desde el que domina una amplia superficie de terreno, controlando los Valles de Caltojar de de Bordecorex, enlazando visualmente con las atalayas de Alto Lucero, la Veruela y la Torre Tiñon. Probablemente desde su parte superior sea visible también la Torre Melero de La Riba de Escalote.
La Atalaya de la Ojaraca, conserva únicamente su cara oeste y está prácticamente partida por la mitad. De planta circular, con diámetro interior de 2,8 m. y grosor de muros de 1,15 m, se conserva la planta baja y otros dos pisos más. Su cimentación esta realizada mediante varias hiladas en la parte inferior realizadas con piedras más anchas que sobresalen del muro. Su fábrica esta realizada mediante sillarejo trabado con mortero de cal dispuesto en hiladas. La parte inferior se encuentra revocada con mortero de cal, sobre todo en la cara interior. En el último piso se aprecia la existencia de una pequeña ventana rectangular orientada a poniente.

La Atalaya de la Veruela en Caltojar

Desde el interior de la atalaya de Veruela en Caltojar se ve al sur la de Ojaraca sobre el cerro
Desde el interior de la atalaya de Veruela en Caltojar se ve al sur la de Ojaraca sobre el cerro

Se declara la Atalaya de la Veruela en Caltojar Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento y se delimita un entorno de protección en el que se ha tenido en cuenta su situación a media ladera en la entrada del valle del río Torete, que parece indicar una función de control de entradas y salidas del mismo, paso importante en dirección a Barahona y Medinaceli, así como su intervisibilidad con la Atalaya de la Ojaraca de Caltojar y con el castillo de Berlanga de Duero.

La Atalaya de la Veruela está emplazada sobre una mesa rocosa a media ladera en el paraje denominado ‘Los Pilones’. Conserva una altura de unos 9 m, y es una de las mejores conservadas en altura. Su diámetro interior es de dos metros, dividido en tres pisos. El segundo piso presenta un diámetro interior algo superior, motivado por el retranqueo de los muros, formando un pequeño zócalo en el que apoyan los maderos sobre los que se asienta el piso. En este piso se sitúa la puerta, único vano de toda la construcción, un vano rectangular adintelado. Esta torre presenta la singularidad de un arranque de muro en su cara norte que alcanza los 5 metros integrados en la construcción, como una construcción rectangular anexa a la torre.

La Atalaya de Caracena

Atalaya de Caracena
Atalaya de Caracena

Se declara la Atalaya de Caracena Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento y, al mismo tiempo se delimita un entorno de protección atendiendo a la ubicación de la Atalaya de Caracena en el paraje denominado ‘El Molino’ en un entorno de matorral y erial, emplazamiento desde el que controla todo el valle del Caracena y su castillo, así como la Atalaya de Navapalos.

La Atalaya de Caracena presenta planta circular con un ligero ensanchamiento en la parte inferior del muro, correspondiente a la planta baja. Fue utilizada como palomar y en todo su perímetro interior se habían retirado piedras formando hileras de pequeñas oquedades o nichos utilizados como nidos. A escasos metros de la Atalaya se levanta un poste de tendido eléctrico que deteriora el entorno inmediato de la atalaya.

La Atalaya de Torrejalba en Almarail, Cubo de la Solana

Atalaya de Almarail. Foto de http://www.almarail.com/
Atalaya de Almarail. Foto de http://www.almarail.com/

Se declara la Atalaya de Torrejalba en Almarail, Cubo de la Solana Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento delimitando un entorno de protección por su condición exenta en un entorno de eriales y campos de labor a una cota de 1076 m desde la que controla la vega del Duero y mantiene contacto visual con el Castillo de Moñux.

La Atalaya de Torrejalba presenta planta circular y un alzado cilíndrico de 11 metros. Su interior estuvo dividido en pisos, conservando los mechinales de dos plantas. El acceso se encuentra a unos cinco metros de altura y no se aprecian restos del dintel ni las jambas. El piso inferior no tiene acceso desde el exterior y destaca por el grosor de los muros, cercano a 1,5 m. La cara externa de los paramentos está construida mediante piedras de mediano tamaño dispuestas en hiladas regulares. No presenta ningún vano o ventana en todo el perímetro, a excepción de la puerta.

La Atalaya de Navapalos en Vilde 

Atalaya de Navapalos en el  Camino del Cid
Atalaya de Navapalos en el Camino del Cid

Se declara la Atalaya de Navapalos en Vilde, en Burgo de Osma-Ciudad de Osma Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento y se delimita un entorno de protección en el que se ha tenido en cuenta la condición exenta de esta atalaya, ubicada en un entorno urbano y su intervisibilidad con la Atalaya del Enebral y el Castillo de Gormaz.
Durante el siglo X, el impulso repoblador de los condes castellanos hacia el sur, ocupado por los musulmanes, supuso el establecimiento de una nueva frontera en torno al Duero. La respuesta del Califato fue el reforzamiento de los sistemas defensivos mediante la construcción de fortificaciones, adecuándolas a la nueva situación de frontera. Dentro de este dispositivo militar aparecen las atalayas como torres destinadas a la vigilancia de las rutas y enlace entre las fortalezas más importantes. Se conserva casi íntegro el sistema de frontera islámico del siglo X en la provincia de Soria, caracterizado por su homogeneidad geográfica y cronológica, así como por una misma tipología constructiva, en el que cada atalaya se comprende e interpreta en función de su pertenencia al conjunto, constituyendo una fuente de conocimiento de las condiciones de población y desarrollo de una determinada época histórica.

Comparte y disfruta

    One Reply to “Once nuevas atalayas sorianas islámicas como Bienes de Interés Cultural”

    1. Me ha interesado, como lego en la materia, la hilera de atalayas islámicas en la provincia de Soria. Curiosamente se adentran las atalayas en la provincia de Guadalajara. Concretamente observé la existencia de una en Atienza -muy parecida a la del Tiñón- que todos los lugareños piensan que ha sido una “cabaña”, una tumba, en fin, un número de cosas todo menos que una atalaya. Sería interesante realizar una cartografía de las atalayas que se conservan (más la ubicación de otras que no se conservan) en el conjunto de provincias donde estén enclavadas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *